Archive for the ‘Gerson Gómez’ Category

Porno star

July 12, 2008

La quiero mucho y ella lo sabe. Reta con frecuencia mi inteligencia. Provoca muchas risas, aunque me diga malas palabras o me recuerde a mi madre como si fuera un día festivo.
Es una niña mujer estudiante. Tiene el cabello largo, tan negro y tan lleno de vida como su cuerpo. Viste como se le antoja en el momento, tiene sus afiches de anarquista y de libre pensadora.
Bebe cerveza como cosaco, ha probado todas las drogas desde los quince años. Sus ex novios han querido hacer el amor con ella. Pero como virgen le tiene miedo al dolor de la primera vez.
Fuma marlboro rojos a cada instante. Me gusta pasear con ella y enseñarle a descubrir la noche. Le encanta retar los excesos.
Hemos bebido en los antros gays, en puteros de mala muerte, donde los oportunistas la ven extrañados cuando entra y pide una cerveza.
Bebemos hasta cansarnos o hasta quedar dormidos. He dormido en su casa, nos hemos besado y por primera vez ha hecho el amor.
Me dice que siempre voy a ser una persona importante en su vida. Ya lo sabía. Despertamos y seguimos bebiendo, con la boca pastosa, con muy poca memoria de lo pasado las noches anteriores.
Visitamos hoteles de paso cuando cierran las cantinas. Lo importante es seguir en la vorágine de la botella.
Descubrí hace poco su afición por las películas de adultos. Los viernes y sábados pasan soft porno por los canales de cable. Tiene sus programas preferidos. Dice masturbarse y pensar en mi mientras los esta viendo.
Últimamente la imagino como una porno estar. Seguimos bebiendo. Hicimos el amor en el carro de su padre, mientras los transvestis ofrecían sus servicios en medio de la lluvia.
El vodka y el jugo de uva juegan muy buena posición. Afuera del bar donde los vidrios del carro se empañan, no tenemos dinero para ir a un hotel o para comprar mas cerveza.
Solo esta botella, la mejor de su cosecha. Sus pantalones no estorban. Ella se los quita con destreza. Sube en mi. Siempre pensé en la incomodidad del volante. Pero esta vez nuestros músculos están completamente relajados. Termino y tiro el condón a la calle.
Se que ella aun no conoce la palabra orgasmo conmigo. Pero espero esta noche, cuando vea su porno programa y se masturbe, siga pensando en mi.

Gerson Gómez

El zacatito platicador

July 12, 2008

Para David Hipólito

 

Hay sitios obscenos para desayunar, comer o cenar. Uno en especial siempre provoca malestar estomacal. Está ubicado a espaldas de mi anterior trabajo. Lo atiende un tipo bastante crecido en carnes, pero más, en egolatría.

Con mucha frecuencia las cuentas salen alteradas, vulgares caballazos, pero si estas entrado en cerveza, no prestas atención a la cuenta.

Sales aun campante diciendo gracias al ladrón, por haberte asaltado de manera impune.

En ese lugar acordó Claudia nuestra reunión. Pido agua mineral con limón y le agrego sal. Leo en la espera a Octavio Paz.

La luz blanca, implacable, golpea los ojos con demasiado orgullo. Espero no se retrace mucho mi anfitriona. Admiro la puntualidad de los ingleses, su manera de beber, pero jamás en mi vida podría vivir en un lugar tan oscuro y húmedo. Sería como vivir en el precipicio.

Romualdo llega con su cara de adolescente en busca de la próxima aventura. Siempre he tenido la duda del tipo de choro utilizado para llevar a la cama a las chicas. Lo hace con tanta facilidad, las envuelve como boa, poco a poco las devora y las engulle.

Muchas mujeres lo consideran carita. Debió ser profesional del fútbol. Tiene una condición atlética muy fuerte. Anda en busca del último orgasmo dice. Río cómplice.

Música congelada esta en los monitores. Romualdo espera a David Hipólito. Lo Recuerdo bien. Un excelente pintor. Pasan los minutos y mi anfitriona no llega. David si lo hace. Trae un cuaderno con grabados de Zarazua.

Llevo cuatro semanas sin beber. Pero los acompaño a la casa del presentador cultural de televisión.

En el nombre del cielo os pedimos quebrada, pues no puede andar, con la peda atorada. Aquí no es panzón, sigan adelante, pues no puedo hablar no vaya a ser una mamada.

Cuatro caguamas Carta Blanca. El agua mineral en envase desechable es para mí.

David acaba de llegar de REAL DE CATOCE. Nos invita a visitarlo, quiere llevar allá a los actores de la vida cultural de la ciudad.

Aun ando lampareado. Tomo asiento sobre unos libros y libretas del compa. Me vale madres. David y su zacatito platicador.

Ya no le hace al perico, es muy caro, y muy adictivo. Trato de no pensar en eso. Podria hacerse de agua mi nariz.

Zacatito platicador me mató una vez. Quise hacer el amor con mi entonces novia, la primavera nocturna, pero cometí el error de tomar 18 victorias.

Fumar dos churros completos en el carro de mi también ex compa. En casa de ella, no me pude sostener el estomago y devolví toda su habitación, mientras ella intentaba ponerme cachondo diciendo cosas al oído.

Pero el zacatito platicador es mágico dice David. Le creo.

Ya habrá otra mujer con quien probar mejor suerte, quizá en REAL DE CATORCE, encuentre la muerte chiquita.

 

Gerson Gómez


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.