Retornos

                                        A Checo

 

Qué será de ti, hermano,

la tarde lluviosa, que de su mano

un mismo viento vuelve a traer

a orillas de mi existencia;

nostalgias que socavan mi ser

a golpe de tu dolida ausencia.

 

A dónde a parar fueron,

en qué cosa se convirtieron

cada signo, cada trazo,

cada esbozo de tu vida,

si apenas tomabas de tu vaso

cuando dejaste a medias tu bebida.

 

Quién fue, para su fortuna,

de tus versos ricos de plena luna

y de tu amor adolescente, destinataria;

de tu último adiós una alborada

que, mochila al hombro y tu guitarra,

partiste en pos de tu niña amada.

 

Cuánta pregunta y dolor llevo conmigo

yo, que de tus versos y sueños fui testigo.

Tanto amor, tanta vida en tu mirada,

cuánto horizonte de curvatura bastante,

más amplia que la madrugada,

para quedar truncos en un instante.

 

Retorna ya sobre tus huellas

sin temor y sin querellas,

y sin hacer al Arcano reproches,

a donde siempre has tenido un lugar.

Trae contigo los soles y las noches

que tejieron la infantil historia del hogar.

 

Y por tus huellas a orillas del mar,

y las lejanas notas de tu cantar,

regresa sin aviso a mi soledad.

Retorna de vez en cuando

a alojarte en mi alma, en su oquedad,

y con el mismo viento sigue llegando.

Arturo Valdez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: